Tecnología

Nuestra tecnología es altamente eficaz para el tratamiento de los residuos orgánicos con alto contenido en humedad
La carbonización hidrotermal, también llamada "pirólisis húmeda" transforma la materia orgánica en material carbonáceo, con estructuras aromáticas. Gracias a esto adquiere un carácter hidrófobo, separándose del agua y, como consecuencia, reduciendo su volumen inicial. Es una técnica que no necesita un secado previo del residuo ahorrando los costes de secado y transporte.
Reducción de humedad y volumen

La carbonización hidrotermal, también llamada "pirólisis húmeda" transforma la materia orgánica en material carbonáceo, con estructuras aromáticas. Gracias a esto adquiere un carácter hidrófobo, separándose del agua y, como consecuencia, reduciendo su volumen inicial. Es una técnica que no necesita un secado previo del residuo ahorrando los costes de secado y transporte.

Gracias a las condiciones de temperatura y presión a las que se somete el residuo, se destruyen todas las bacterias y otros organismos patógenos presentes. Esto permite estabilizar la materia orgánica evitando la contaminación biológica y eliminando malos olores.
Desinfección

Gracias a las condiciones de temperatura y presión a las que se somete el residuo, se destruyen todas las bacterias y otros organismos patógenos presentes. Esto permite estabilizar la materia orgánica evitando la contaminación biológica y eliminando malos olores.

Como consecuencia del tratamiento, aumenta la densidad en carbono, el poder calorífico y la densidad energética del material (hydrochar). El hydrochar resultante tiene propiedades similares al carbón lignístico, lo que permite su uso para los fines energéticos.
Energía

Como consecuencia del tratamiento, aumenta la densidad en carbono, el poder calorífico y la densidad energética del material (hydrochar). El hydrochar resultante tiene propiedades similares al carbón lignístico, lo que permite su uso para los fines energéticos.